miércoles, 3 de abril de 2013

Mi primera tarta de flores


Pues aquí la tenemos, oficialmente, esta es la primera tarta que hice en fondant y con flores.




La ocasión era especial... era el cumpleaños de mi madre! así que me puse a ello, realice las flores con pasta de flores unos días antes, siguiendo los pasos que tiene Alma Obregón en su canal de Youtube.
Es una técnica sencilla y resultona... no me quedaron perfectas, lo sé, pero para ser las primeras... no están del todo mal, no?? ^^



Posteriormente, hice los lirios, también de forma muy simple, utilice un cortador de corazón para realizar la forma, lo doble, puse un rollito de fondant amarillo en el centro, todo pegado con un poco de agua y este fue el resultado.



Realicé hojas de varios tamaños con un cortador con expulsor y las ramas enrolladas las hice haciendo un rollito y enrollándolo en el palo de una cuchara de madera. Una vez hechas, inserte un palillo que es el que nos servirá para poder sujetarlo a la tarta para que no se caigan.

El bizcocho es de vainilla, con relleno de ganaché de chocolate negro y cubierto con fondant.




Receta:

Para el bizcocho:

400gr de azúcar
460gr de harina media fuerza tamizada (mezclar harina de fuerza con harina normal)
280gr de mantequilla pomada
4 huevos M
300ml leche semidesnatada
Extracto de vainilla (o al gusto)
Una pizca de sal
1 sobre de levadura tipo Royal

Para el ganache:

250gr de nata para montar 
250gr chocolate negro de cobertura

Para el almíbar:

100gr azúcar
100ml agua
1 vaina de vainilla o extracto

Preparación:

Pre calentamos el horno a 180º.
Mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que esté totalmente incorporado, añadiremos la mitad de los huevos, uno a uno hasta que se incorporen totalmente, añadimos la mitad de la leche con el extracto de vainilla diluido en ella, posteriormente añadiremos la mitad de la harina con la levadura y la sal y finalmente, añadiremos el resto de los huevos, la leche y la harina con la levadura restante.
Batiremos hasta obtener una masa homogénea. 

Pulverizamos el molde con spray antiadherente, tipo Dubor, y añadimos la masa, horneamos a 160º hasta que al pinchar con un palillo salga totalmente limpio, aproximadamente 50 minutos ( los tiempos son estimados y depende del tipo de cocción escogido, del horno, el molde y de la cantidad de masa que horneemos).

Para preparar el almíbar para pintar nuestro bizcocho, calentamos en un cazo el azúcar con el agua y la vainilla hasta que empiece a hervir, retiramos y reservamos.

Para realizar el ganache, tenemos que calentar la nata y justo cuando va a empezar a hervir, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado o rallado, como nos guste mas, y removemos hasta que se disuelva del todo. 
Hay varias formas de utilizar el ganache, podemos utilizarlo tal cual nos ha quedado, para cubrir una tarta o para hacer una fina capa de relleno, o bien, podemos introducirlo en la nevera durante un mínimo de 6h, al sacarlo ya está listo como relleno, pero también nos da la opción de montarlo para que quede tipo trufa.
El ganache tiene la ventaja que no necesita conservarse en nevera y está delicioso!!

Una vez termina de hornearse nuestro bizcocho, lo dejamos encima de la rejilla de enfriar, durante 5 o 10 minutos y pasamos a desmoldar, reservamos hasta que se enfríe  Una vez frío podemos partir las capas con una lira, o bien, lo envolvemos en papel film si lo queremos continuar al día siguiente, es aconsejable esperar 24h aproximadas ya que el bizcocho estará asentado y nos será mas sencillo de trabajar.

Solo nos queda bañar las capas con el almíbar, rellenar con ganache de chocolate las capas, cubrirlo con ganache y dejar enfriar en la nevera hasta que el ganache esté seco y finalmente, cubrir con fondant y decorarlo.

Bueno, espero que os haya gustado, es la primera tarta que hice, no es complicado de hacer, pero si lleva su tiempo, pero el resultado merece la pena.

Saludos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...